viernes, 10 de octubre de 2014

Desvaríos (3): ¿Series infinitas?

¡Hola, hola! Puede que estos días esté un poco ausente en el blog, porque tengo una serie de libros obligatorios para el colegio que tengo que leer cuanto antes y por eso no hago entradas nuevas, así que perdonad la ausencia.
Hoy, como ya dice el título de la entrada, hablaré un poco de esas series que parecen no tener fin.
Seguro que todos habéis visto una serie que empezaba bien, os enganchaba, pero con el paso de las temporadas iba perdiendo un poco más ese atractivo que tenía, hasta parecer una serie totalmente distinta. A mi sí me ha pasado.
Sé que muchos de vosotros habéis visto alguna vez The vampire diaries, o por lo menos habéis oído hablar de la serie. Bien, ese es uno de los casos del que os estoy hablando. Al principio, la serie me enganchaba, no era capaz de perderme un capítulo, los veía todos. Pero pasada la 5ª temporada más o menos comencé a dejarla un poco de lado. Los capítulos se me hacían largos y a veces me saltaba trozos para no tener que perder tiempo. Ya he visto mucha gente que le pasa lo mismo, que se ha cansado de esta serie y opina que ya no es lo que era.
Además por si fuera poco, lo único que daba un poco de juego en la serie, los originales, ahora tienen una serie separada que yo he parado de ver, pues no me gusta demasiado.
¿Qué me pasa con TVD para que diga que ha perdido mucho con las temporadas? Pues para empezar, no paran de aparecer villanos, problemas y demás cosas de las que nunca hemos oído hablar (ejem, los viajeros, ejem) pero ya se supone que estaban ahí antes... Pues no sé. Eso es algo que detesto de las series, se va un villano y viene otro, ni paz ni leches. Ya sé que a veces mucha tranquilidad es demasiado aburrido, pero por lo menos un capítulo sin acción ni drama ni peleas estaría bien.
Luego están algunos personajes que me parece que han cambiado y se han vuelto aún más detestables que de costumbre. Y por otro lado están los personajes que solo están ahí unos 2 capítulos y luego les arranca alguien la garganta... ¡Para eso no los pongas!
Pero luego están los personajes que se mueren y de pronto dos temporadas más tarde resucitan mágicamente. Vamos a ver, o te mueres o vives, pero no te pongas a morir y vivir cuando te venga en gana. Si muere un personaje que os guste de TVD, tranquilos, hay un 99% de que resucite más tarde. 

Así que he llegado a la conclusión de que, por mucho que duela que se acabe una serie, a veces es realmente necesario un final y dejarse de historias de una vez. 
¿Vosotros que opináis sobre este tema?

5 comentarios:

  1. Hola!
    A mí TVD ya se me hace un poco cuesta arriba, pero la seguiré viendo.

    Un abrazooo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo, a mi cada vez me cuesta más seguir con la serie... Pero por el momento voy a terminarme la sexta temporada y lueeego ya veremos.
      Besos :))

      Eliminar
  2. Me he pasado por aquí, me gusta tu blog, me quedo y te sigo, te invito al mío, gran reseña...nos leemos?

    ResponderEliminar
  3. Hola! He nominado a este blog los premios Best Blog Y Dardos de mi blog, http://tesorosenloslibros.blogspot.com.es/2014/10/hola-todos-en-estas-ultimas-doce-horas.html
    Allí pongo como se hace y todo, un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Acabo de ver el comentario justo ahora! Muchas gracias, mañana mismo (si tengo tiempo) lo hago :)
      ¡Besos y gracias de nuevo!

      Eliminar