martes, 23 de septiembre de 2014

Top Ten Tuesday 9: Confesiones literarias y blogueras

¡Hola de nuevo! Como ya sabréis hace ya mucho tiempo (demasiado) que no hago un TTT así que me he puesto a buscar un tema, y aquí os traigo un nuevo Top Ten, para que os divirtáis un poco.
Allá vamos:

CONFESIÓN 1: Al principio el blog iba a ser más personal que literario. Tenía pensado contar un poco de mi día a día y alguna que otra cosa, pero al final cambié de opinión.


CONFESIÓN 2: Normalmente no uso marcapáginas, siempre cojo lo primero que veo en e escritorio y lo pongo en medio del libro. Puede ser una pinza, un clip, un trozo de hoja de libreta o hasta un rotulador...

CONFESIÓN 3: Me estoy quedando sin sitio en la estantería. No es que tenga muchos libros, pero es que la estantería que me hizo mi padre es realmente enana y apenas cogen ocho libros en cada estante...

CONFESIÓN 4: Tengo pensado cambiar un poco la apariencia del blog, pero apenas tengo tiempo, así que no sé cuando haré ese cambio de imagen. Espero que sea pronto.

CONFESIÓN 5: Cuido MUCHO los libros. Nunca doblo una página, evito ponerlos en lugares donde se puedan manchar... Recuerdo cuando compré el primer libro de la saga Cazadores de Sombras y una página venía rota hasta la mitad. Casi me da un infarto, poco me faltó para ir a la tienda y lanzarle el libro a la cara a la mujer que me lo vendió. Al final tuve que pegar la página con pegamento de barra, no quedó muy mal.

CONFESIÓN 6: Debido a que soy una maniática de los libros, nunca pongo post-it ni subrayo las frases que me gustan. Si me gusta una frase o algún que otro momento del libro, cojo un papel y apunto la página en la que está, pero NUNCA subrayo.

CONFESIÓN 7: Leo a escondidas por la noche. Mis padre se creen que duermo, pero me aseguro de que están fritos y saco un libro para leer. Antes lo hacía más a menudo, pero si estoy muy enganchada a un libro puedo estar hasta la una de la mañana (una vez estuve hasta cerca de las tres).

CONFESIÓN 8: Siempre (o casi siempre) me termino un libro, aunque no me guste. Los únicos que dejé abandonados fueron dos, si no recuerdo mal. Y fue porque no tenía tiempo para leerlos, entre exámenes y trabajos...

CONFESIÓN 9: Antes de leer un libro miro varias reseñas, para asegurarme de que es bueno o que me va a gustar. Normalmente acabo leyéndome el libro aunque tenga reseñas malas, pero es una costumbre que tengo.

CONFESIÓN 10: No me gusta leer en sitios con ruido o con mucha gente. La mayor parte del tiempo leo en mi habitación, sin música ni ningún ruido. A veces tenemos días de lectura en clase, pero aunque haya mucho silencio no soy capaz de meterme de lleno en el libro, es como si me observasen todos y me siento incómoda.

Y esas son todas mis confesiones, ahora os toca a vosotros contarme cuales son vuestras confesiones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario